En riesgo la vida de jóvenes por reto viral “El Desmayo”

0
29

 

Un nuevo y muy peligroso reto viral entre alumnos de educación básica ha puesto en alerta de nuevo a los padres de familia.

Este sería el tercer reto entre los jóvenes surgido en menos de una semana, al cual han llamado “El Desmayo” o “Juego de la Muerte”.

En un video proveniente de Ecuador se observa como el reto le ocasiona un aparente desmayo a un estudiante, quien al parecer pierde el conocimiento, causando tremenda risa a sus compañeros.

En el clip se puede ver como uno de los estudiantes, con las palmas de sus manos presiona el pecho de otro joven, mientras los demás alumnos, con sus celulares, graban el desenlace del reto.

Lejos de causarles algún susto o preocupación a sus compañeros, al contrario, todos ríen a carcajadas, e incluso se escucha que una de las niñas, con mucha frialdad, pregunta: “¿Ya murió?”.

A los pocos minutos, el estudiante que había perdido el conocimiento se reincorpora y ahí termina el clip.

La grabación fue realizada en un salón de clases de la Unidad Educativa Nuestra Señora de Fátima, ubicada en Riobamba, República de Ecuador.

Esta práctica se ha extendido a otros países de Sur Ámerica, entre ellos Venezuela, dónde las autoridades alertaron sobre el extremo y peligroso comportamiento de los adolescentes que practican “El Desmayo” o “Juego de la Muerte”, hecho calificado como un nuevo reto viral.

ASFIXIA PROVOCADA

El «juego de la asfixia» o «shocking game» consiste en provocarse intencionalmente una asfixia, la que puede ser por estrangulamiento o por una fuerte presión en el pecho.

Esta semana se dio a conocer un video donde se observa a dos estudientes con uniforme de educación media participando en esta práctica, mientras que otros lo presencian con mucha naturalidad.

Este “juego” o “reto” consiste en que uno de los participantes somete y asfixia al otro joven, hasta que logra que se desvanezca y caiga al suelo, lo cual está causando mucha preocupación a los padres de familia, quienes le hacen un llamado a los jóvenes, en especial a los estudiantes, para que no pongan en uso esta práctica peligrosa.