Como de película: Momento exacto en que falso operativo libera a “El Porky”

0
13

Al propio estilo de los carteles del narcotráfico mexicanos y colombianos, al menos 20 sicarios irrumpieron en la sede judicial de El Progreso, Yoro, para liberar a uno de los cabecillas de la Mara Salvatrucha (MS-13), hecho que dejó el saldo de cinco personas muertas: cuatro agentes policiales y un supuesto malhechor.

Los malvivientes irrumpieron en el lugar vestidos con uniformes negros, casi
idénticos a los utilizados por los agentes de la Fuerza Nacional Anti Maras y
Pandillas (FNAMP), y a bordo de un vehículo marca Toyota Hilux, color
verde olivo, con el membrete distintivo de Batallón PMOP, con número 6544,
simulando ser una patrulla de la Policía Militar del Orden Público
(PMOP).

Eran alrededor de la 1:30 de la tarde. Todo marchaba con normalidad en el
entorno de los Juzgados de Letras Penal de El Progreso. El juez y otros
empleados de una de las salas de este tribunal se preparaban para llevar a cabo
una audiencia en contra del peligroso cabecilla de la MS-13, Alexander
Mendoza, conocido en el mundo de las pandillas como “El Porky”.

En la paila del vehículo que simulaba ser una patrulla de la PMOP venían varios
elementos vestidos de negro; sus membretes, insignias, gorras y botas denotaban
ser agentes de la FNAMP. Junto a ellos estaba un sujeto vestido con una túnica
o manto color negro, que le cubría desde los pies hasta la cabeza.

Como si se tratara de un testigo protegido que participaría en alguna de las citas
judiciales previstas en esa judicatura, los falsos agentes de investigación bajaron
al ciudadano encubierto; con su indumentaria en regla, nada les fue extraño a los
gendarmes que custodiaban el palacio de justicia progreseño.