Edad Punible en Honduras ampliamente discutida

0
112
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Los crímenes atroces cometidos por menores de 18 años y el terror de la población por los mismos ha servido al gobierno para remover un proyecto polémico que lleva tiempo en el “tapete” de la política vernácula: la reducción de la edad punible de 18 a 16 ó 14 años.

La iniciativa fue postulada en diferentes gobiernos y por distintas razones, topándose siempre con la misma piedra: La gran cantidad de tratados sobre la niñez de los que Honduras es signataria y a los que forzosamente tendría que renunciar en un engorroso trámite que, de acuerdo a los expertos, podría tardar hasta cinco años.

 A esto se suma la férrea oposición, alguna sin sentido, de organismos de derechos humanos vinculados a la protección de los derechos de la niñez y los partidos políticos con tintes de izquierda, que en su defecto proponen revisar las políticas de atención de los niños y jóvenes.

Esta vez la propuesta del Presidente Juan Orlando Hernández no ha sido la excepción. Las voces en contra señalan que se trata de un tema puramente demagógico, propio de un año electoral, pero otros, a favor, han ponderado la intencionalidad del mandatario.

“¿ÁNGELES O DIABLOS?”

El gobernante fue específico en su propuesta: Ha integrado una comisión multidisciplinaria para consensuar con diversos sectores una reforma penal para castigar como adultos a menores implicados en delitos graves, debidamente comprobados, como la extorsión, asesinato, sicariato, violación y otros, en lugar de mandarlos a reformatorios como simples infractores.
Sucede que en Honduras los menores de 18 años no pueden ir a la cárcel, como los adultos. Entre los 12 y los 18 años se les llama infractores, sin importar el delito, y son recluidos en centros para la niñez que, como el caso de Renaciendo, en Támara, Francisco Morazán, se le podría llamar una escuela del crimen.
Pandilleros como “Little Sam”, autor de masacres siendo menor edad y cumpliendo la mayoría en Renaciendo (ahora en El Pozo),“La Momia” o “El Chelito”, todos ellos afamados sicarios de las mara 18 y la Salvatrucha, se han escudado en su edad para quedar impunes.
De hecho, hay certeza entre las autoridades que los grupos mafiosos del narcotráfico o el crimen organizado reclutan estos menores y los entrenan en armas para operar con impunidad.
Los cuerpos de inteligencia y seguridad tienen la evidencia de la participación de este tipo de menores en un 40 por ciento de las masacres, extorsiones, asesinatos, secuestros y narcoactividad.
En la actualidad, más de 500 menores, que no son más que verdaderos pandilleros, están recluidos en reformatorios como autores de decenas de crímenes inimaginables con tintes de película, como los que ocurren en las famosas “casas locas” o los “encostalados” que suelen publicar los medios de comunicación.
Contra ellos es que va la reforma, según el mandatario, además de una revisión del sistema de detención de menores para volverlos verdaderos centros de rehabilitación y readaptación social.
CONTROVERSIA: 14 Ó 16
Con esa idea, un equipo del gobierno trabaja desde ya convocando a los diversos sectores, incluyendo organismos internacionales como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), para socializar la propuesta. De acuerdo a contactos de LA TRIBUNA, el punto de partida del debate será bajar la edad punible a 16 ó 14 años. “Solo se plantea por crímenes muy graves: robo con armas, violaciones, asesinato, sicariato, homicidios, tráfico de drogas, armas o personas”, dijo la fuente.
La decisión del gobierno de promover esta forma de “mano dura” ha recibido múltiples apoyos entre una ciudadanía asustada por la inseguridad, como el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), el Colegio de Abogados de Honduras (CAH), la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) y la Confraternidad Evangélica.
Sin embargo, desde sectores políticos considerados “progresistas” o de centroizquierda hay una sensible resistencia a tomar ese tipo de decisiones, por lo que la posibilidad de que se apruebe la reforma está en duda, una vez que llegue al Congreso.
Como la inseguridad es un tema común en los países de América Latina, existe esta confrontación entre los que piden mayor dureza en el tratamiento del delito juvenil y los que reclaman que se respeten los derechos de la niñez.
A modo de ejemplo, en Costa Rica, México, Ecuador, Venezuela y El Salvador mantienen los 12 años punitivos, pero como infractores. En República Dominicana, Uruguay, Guatemala y Nicaragua es a los 13, mientras que en Panamá y Paraguay es a los 14. En la Argentina, esa frontera está fijada en 16 años, pero en los últimos meses se abrió el debate para bajarla a 14.
En tanto, en Europa la edad de imputabilidad llega en Irlanda a establecerse en los 7 años; mientras que en Inglaterra es a los 10, en Francia y Grecia es a los 13; en Austria, Bulgaria, España, Holanda e Italia es a los 14, y en Noruega a los 15.

COORDINADOR DE GOBIERNO
Discusión será sin apasionamientos

El coordinador general de gobierno, Jorge Ramón Hernández Alcerro, consideró que el debate sobre la edad punible será sin apasionamiento, y buscando la paz y la seguridad del pueblo hondureño.
Como coordinador de la comisión para este fin, que nombró el Presidente Juan Orlando Hernández, dijo que se ha iniciado el proceso para conformar la comisión multidisciplinaria que analizará la reducción de la edad punible, así como avanzar en la reestructuración del Sistema de Justicia Penal Juvenil.
Agregó que la comisión convocará a los representantes de los diversos sectores de la sociedad, con el objetivo de escuchar los distintos criterios sobre el tema y promover acciones que puedan materializarse en propuestas de soluciones.
“Tal como lo expresó el Presidente de la República, se buscará establecer un amplio diálogo en el que intervenga la institucionalidad del país, defensores de derechos humanos, defensores de la niñez, organizaciones de la sociedad civil, iglesias, academia, sectores profesionales y demás entes con responsabilidad e interés en esta materia”, agregó.
“La discusión de estos temas se ha vuelto impostergable, sin embargo, la misma se efectuará con el ánimo de contribuir a la paz y seguridad del pueblo hondureño, sin apasionamientos infundados”, subrayó.

SECRETARIO DEL CCPN
Un alto debate para la mejor conclusión

El secretario general del Comité Central del Partido Nacional (CCPN), Reinaldo Sánchez, manifestó que, “este es un tema que merece un amplio y alto debate donde participen todos los sectores y que de allí salga la mejor conclusión, que traiga beneficio al pueblo hondureño”.
“Es un tema que ha sido tocado muy suavemente por muchos gobiernos anteriores, pero nadie ha tenido la valentía de ponerlo en el debate serio, hoy estamos viviendo cuestiones extraordinarias en el tema de seguridad, bajar la tasa de homicidios, como lo ha venido haciendo Honduras, requiere que las cosas se vayan poniendo en su sitio”, agregó.
Sánchez remarcó que como ejemplo se puede hablar de los centros penales, “se sabía que eran escuelas del mal y nadie había tenido la valentía de entrar a este tema, hoy estamos avanzando; la edad punible es algo inevitable, pues si hoy alguien comete un delito, independientemente de la edad que tenga, puede dársele un juzgamiento de acuerdo al delito no a la edad”.

VICEPRESIDENTE DEL COHEP
Tomar en cuenta raíces del problema

El vicepresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy, consideró que, “no es posible que hay casos de muchachitos de 15 años que han matado a 10 personas, ya cuando se ve un ejemplo de esa clase, el Presidente Hernández tiene toda la razón”.
“Sin embargo, hay que tomar en cuenta las raíces del problema y también atacarlas, porque el otro punto de vista que hay que tomar en cuenta son las condiciones en que crecieron estos niños, sin padres, abusados, maltratados, entonces yo creo que es un tema que se debe tomar y analizar muy bien”, dijo el empresario.
Sikaffy subrayó la necesidad de atender el tema, porque se debe reconocer “la lucha frontal que tiene el Presidente (Juan Orlando Hernández) con el crimen organizado, porque ellos siempre encuentran los espacios para contratar menores de edad y hacerlos perder la pista del buen camino”.

PRESIDENTE DEL CAH
Hay que tomar decisiones drásticas

El presidente del Colegio de Abogados de Honduras, José María Díaz, afirmó que si se respetan tanto los tratados internacionales como la legislatura nacional, “nosotros no miramos ningún obstáculo, pero sería una edad aceptada por los organismos internacionales, los 16 años podría ser una edad aceptada”.
“Es un tema que debe tomarse y debatirse muy bien, nosotros compartimos que hoy día los jóvenes, menores tienen una participación directa en los crímenes que se comenten en el país, y que si no se toma una decisión drástica esto va a seguir ocurriendo”.
“La solución tiene que ser integral, no solo pensar en la reducción a la edad punible, si no pensar en una verdadera reinserción y prevención con programas dirigidos a los menores, por ejemplo, los que ha venido trabajando fuertemente el gobierno en temas de recreación, canchas deportivas y megaparques”, agregó.

SOCIEDAD CIVIL
Se requiere de soluciones integrales

El dirigente de la sociedad civil, Omar Rivera, manifestó que es “oportuna y pertinente” la decisión de abordar y enfrentar el problema de la instrumentalización de niñez y juventud en actividades delictivas.
“Al margen si la solución es o no reducir la edad punible, aquí lo relevante es que se van a identificar medidas integrales que resuelvan esta situación que coloca a los niños y jóvenes como victimarios y víctimas; tratar este tema desde la perspectiva de la persecución penal y protección social es lo correcto, para garantizar sostenibilidad en la resolución de la problemática”, exteriorizó.
“Identificar y castigar las redes delictivas, bandas del crimen organizado y pandillas que usan a las personas menores de edad para sicariato, extorsión y narcomenudeo es fundamental…”.
“… recuperar la gobernabilidad y elevar la eficiencia y efectividad de los centros de internamiento de niñez y juventud en conflicto con la ley es impostergable; ejecutar intervenciones que garanticen prevenir la violencia, y rehabilitar y reinsertar en la sociedad a las niñas, niños, adolescentes y jóvenes infractores es vital; tomar cartas en el asunto es ineludible”, culminó señalando Rivera.

DIPUTADO
Justicia no debe ceder ante la edad

El diputado nacionalista, Karlo Villatoro, consideró “necesario y oportuno” rebajar la edad punible de los jóvenes que cometan actos criminales en el país, tal y como se ha realizado en otras naciones.
Según Villatoro, existen muchas pruebas que fortalece efectuar tal acción legal, debido a que los grupos del crimen organizado “utilizan a los menores de edad para actuar ilegalmente y gozar de impunidad”.
“Para nadie es un secreto que los menores de edad están siendo reclutados por organizaciones y criminales, por lo que como legisladores debemos revisar la edad punible y así darle un golpe estratégico a la criminalidad”.
“Ya se ha logrado mucho en desarticular a temidas bandas de narcotraficantes, por lo que esta acción sería un paso determinante en busca de la paz y justicia que todos los buenos hondureños deseamos”.

CONFRATERNIDAD EVANGÉLICA
Reducirla solo para casos especiales

La Confraternidad Evangélica de Honduras propuso reducir la edad punible solo en casos especiales, al tiempo que pidió una reforma integral a los centros de rehabilitación.
“Como proclamadores de buenas nuevas de salvación y redención, consideramos que de legislarse la reducción de la edad punible en nuestro país, para casos especiales de crímenes graves o de alto impacto, se debe: Crear un sistema y estructura de privación de libertad, aparte y particular, para los menores que serían juzgados como adultos”.
“Renovar con fortalecimiento el sistema actual, con tratamiento integral mediante programas de rehabilitación individualizada, en centros especializados para los menores no juzgados como adultos. La mejora del sistema penal juvenil debe incluir la especialización del personal de los centros de internamiento en temas de protección, seguridad, formación, así como ofrecer atención médico psiquiatra psicológica con acompañamiento pastoral”.

CASA ALIANZA
Jurídicamente no es viable

El director de Casa Alianza, Guadalupe Ruelas, consideró que la propuesta del gobierno de reducir la edad punible refleja el fracaso de la política de seguridad, al tiempo que declaró inviable jurídicamente la propuesta.
“Es una situación interesante en el sentido que es un reconocimiento del gobierno; la situación de delincuencia y violencia en el país es un problema más serio de lo que los datos han querido decir, hasta el momento ha habido un mal manejo de las cifras, que hoy es insostenible”, dijo.
“Jurídicamente es inviable porque Honduras tiene una serie de tratados internacionales que afortunadamente protegen a la niñez, tenemos una Constitución de la República que evidentemente está en contra de esta disposición, tenemos un Código de la Niñez, Adolescencia y Familia que está en contra de esta disposición, el gobierno mismo que representa nuestro Presidente ha firmado acuerdos que él debe honrar, entonces en ese sentido jurídicamente es inviable”, agregó.
 

Cortesía: DiarioLaTribuna
Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.