Al menos doce muertos tras un tiroteo en un bar de California durante una fiesta universitaria

0
31
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

Un tiroteo en un bar de música «country» en la localidad californiana de Thousands Oaks se ha saldado con al menos 12 muertos, entre ellos uno de los policías que intentó abatir al homicida. En el bar, que además era restaurante, se celebraba un baile de universitarios muy concurrido. Hay al menos una decena de heridos de consideración.

Las autoridades policiales han identificado a Ian Long, de 29 años, como supuesto autor del tiroteo. La información, revelada por la cadena NBC, que cita a fuentes policiales, agrega que Long, de raza blanca y con numerosos tatuajes, llegó al bar Borderline en un coche propiedad de su madre y durante los disparos no pronunció palabra alguna, según recoge Efe.

«Es una escena horrible», ha dicho Geoff Dean, el sheriff del condado de Ventura, donde se produjo el tiroteo. Al responsable, que no ha sido identificado, se le encontró ya muerto dentro del bar. En su poder tenía una pistola de mano. «Hay sangre por todos los lugares, también en el sospechoso», añadió, indicando a un posible suicidio.

Muchos de los fallecidos eran estudiantes de la universidad de Pepperdine, un centro académico cercano, en Malibú, en la zona metropolitana de Los Ángeles.

El policía fallecido es Ron Helus, que recibió varios disparos y murió en el hospital una hora después. Según el sheriff, llevaba 29 años de servicio y estaba a punto de jubilarse. Deja una mujer y un hijo. «Murió como un héroe porque entró ahí a salvar vidas», dijo Dean.

En principio, no se investiga el tiroteo como un ataque terrorista, pero según dijo el shérif, «es una opción que se investigará». Los testigos dicen que un hombre disparó varias veces con una pistola antes de lanzar bombas de humo a la barra llena de gente. Las autoridades han instado al público a evitar el área.

Un testigo entrevistado por la cadena de televisión ABC dijo que el hombre armado llegó hasta la entrada del bar, le disparó a un guardia de seguridad y a un cajero, y utilizó luego la bomba de humo. «La gente estaba tratando de salir por la ventana para huir del pistolero, que llevaba un sombrero y una chaqueta negra y tenía una pistola grande», relataba el hombre.

«Creía que eran globos explotando»

Taylor von Molt, una joven de 21 años que ejerce como relaciones públicas del bar Borderline, contó a la cadena de televisión CNN que se encontraba en la pista de baile cuando se desató el tiroteo. «Oí lo que creía que eran globos explotando». «Estaba confundida, porque no teníamos globos en ese momento. Me volví y le vi disparando su arma un par de veces y corrí a la salida más cercana, tropecé y me caí en el camino», relató. Una vez fuera, continuó, subió a un edificio de apartamentos donde se refugió.

El presidente, Donald Trump, ha sido informado del ataque y ha alabado en Twitter «la valentía que ha demostrado la policía». «Que dios bendiga a las víctimas y a sus familiares», ha dicho.

El de la tenencia de armas es un problema de extrema gravedad en EE.UU. En todo 2017 murieron 15.549 personas por arma de fuego, según la organización Archivo de Violencia por Armas. A finales del mes pasado 11 personas murieron en una Sinagoga en un ataque antisemita en Pittsburgh, Pensilvania.

En las elecciones parciales del martes ganaron varios candidatos, como el senador Tim Kaine o las diputadas Abigail Spanberger y Jennifer Wexton en Virginia, que han defendido la necesidad de limitar la compra de armas. Virginia es el Estado en el que tiene su sede la influyente Asociación Nacional del Rifle, que presiona para que no se limite su tenencia.

El presidente Trump también se opone a aprobar unos controles más estrictos. Tras el ataque en la sinagoga el mes pasado llegó a decir que hubiera sido mejor para las víctimas haber contado con seguridad armada dentro del templo.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.