Violencia en fútbol hondureño ha dejado Más de 30 muertos

0
87
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

La “Barra Ultrafiel” exigió un cese a la persecución, agresiones físicas y psicológicas, acecho, asesinatos y estigmatización en su perjuicio, a la vez que propusieron la instalación de mesas de debate sobre la cultura futbolística y la búsqueda de respuestas a la violencia en los estadios.

Pese a que la violencia ha cubierto con su manto la actividad futbolística, los dirigentes deportivos y las autoridades de seguridad dilatan en la toma de medidas conducentes a terminar con los feroces enfrentamientos entre las barras de fanáticos.
A raíz del último suceso que dejó el saldo trágico de un muerto y dos heridos, funcionarios de jerarquía de la Administración Central anunciaron que se pondrían de acuerdo con directivos de los equipos Olimpia y Motagua para ejercer un control estricto sobre sus obcecados grupos de apoyo.
Los simpatizantes del Club Olimpia, organizados en la denominada “Barra Ultrafiel”, hicieron público un comunicado en el que acusan a elementos de seguridad pública de reprimirles y violar sus derechos humanos.

Exigieron un cese a la persecución, agresiones físicas y psicológicas, acecho, asesinatos y estigmatización en su perjuicio, a la vez que propusieron la instalación de mesas de debate sobre la cultura futbolística y la búsqueda de respuestas a la violencia en los estadios.
Hasta abril del año pasado, la acción desbordada de intolerancia en el deporte había dejado como saldo la muerte de 32 jóvenes, de acuerdo con los datos procesados por la Policía Nacional.
En abril de 2016, las barras de Motagua y Olimpia protagonizaron una confrontación que terminó con la vida de un joven identificado con la causa de las águilas.

En ese momento, las autoridades de la Policía catalogaron como un hecho increíble que el fútbol se vistiera de sangre y culparon a los directivos de no acatar las medidas que se les había propuesto para abortar tales desgracias.
La agresión irracional en las canchas deportivas había generado en 2015 otro evento sangriento, siempre en el cuarto mes del año. En dicha ocasión, perdieron su vida un seguidor de los blancos y otro aficionado de los azules.
Pocos días después, en mayo de 2015, dos jóvenes cayeron abatidos y seis más resultaron con lesiones graves en la colonia Monseñor Fiallos de Comayagüela.

Las versiones sobre el hecho indicaron que hombres que vestían la camiseta del Motagua y que se desplazaban en una motocicleta, dispararon contra seguidores del equipo albo.
Mayo de 2015 fue realmente fatal por sus consecuencias. La primera semana de este mes, dos miembros de la barra Ultrafiel fueron asesinados en Comayagua.

Sólo unos días antes, un aficionado del Maratón sucumbió a manos de hinchas del Real España, después de un encuentro clásico entre ambas representaciones del deporte sampedrano.
Y el 8 de febrero del mismo año, 2015, presuntos “ultrafieles” cobraron la vida de un aficionado del Club Estrella Roja de Danlí, El Paraíso, al término de un compromiso disputado en la ciudad oriental por la Copa Presidente.
Llevando más atrás este recuento, en abril de 2014 el ayudante de un autobús interurbano y residente en Comayagua, falleció en el Hospital Escuela después de haber recibido varios disparos durante una batalla entre los “Ultrafieles” y los “Revos”.

Esa vez, tres personas -entre ellas un niño- resultaron heridas. De milagro lograron salvar sus vidas en la refriega entre adeptos de los dos equipos capitalinos.
Hace casi tres años, el Congreso Nacional aprobó la Ley contra la Violencia e Intolerancia en los Estadios de Fútbol. ¿Qué ocurrió con su aplicación?
El deporte más popular de Honduras sigue teñido de sangre e infiltrado por las llamadas barras que muchos consideran que son grupos de antisociales armados.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here